BeAble Capital: un fondo de inversión que apuesta por la rentabilidad de la ciencia

BEABLE-CAPITAL
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Esta entrada está disponible en: English Español

Parece que ya pocos se atreven a poner en duda la importancia de invertir en ciencia e innovación. Esa consigna ya no solo está clara para los economistas de las instituciones europeas o los científicos e inventores de entidades de toda naturaleza, sino que la sociedad en su conjunto ha comprendido que la investigación y el conocimiento son las llaves que nos permitirán afrontar el futuro.

Esa misma creencia ha sido desde su creación la bandera de la firma BeAble Capital que, además, ha bajado ese concepto a tierra. O, más bien, a laboratorio, ya que su misión es seleccionar empresas o proyectos del ámbito científico que dan respuesta a las necesidades no cubiertas en nuestra sociedad, y apoyarlos en sus fases tempranas de desarrollo para conseguir que salgan al mercado.

Cruz Mendigutía es su responsable de búsqueda y valoración de tecnologías para su transferencia tecnológica e inversión. En esta entrevista nos habla del primer fondo de transferencia de tecnología independiente y privado de España focalizado en la alta tecnología industrial.

BeAble Capital y su apuesta por la ciencia

 ¿Cómo surgió BeAble Capital?

BeAble Capital surge como la evolución natural y necesaria de BeAble S.L, fundada a finales del 2008 y cuyo objetivo era transferir al mercado tecnologías disruptivas generadas en la ciencia a través de la creación de empresas de base tecnológica (EBTs) industriales y competitivas internacionalmente, sin descapitalizar la investigación.

BeAble siempre ha creído en el valor que tiene la ciencia y en la necesidad de cambiar el tejido productivo de España apostando por la creación de EBTs industriales para generar empleo cualificado, invertir en I+D y generar valor.

¿Podría comentar la experiencia previa de alguno de los fundadores y la motivación para crear en su momento BeAble SL?

El concepto de BeAble surge de la conjunción de la experiencia de los socios fundadores Almudena Trigo y David López. Almudena, ingeniera de telecomunicaciones y doctorada en Biología molecular, con amplia experiencia en investigación y en transferencia tecnológica, conocía de primera mano las limitaciones que existían para hacer llegar la ciencia a la sociedad. Por otro lado, David López, también ingeniero de telecomunicaciones, se había especializado en analizar y lanzar nuevos proyectos al mercado, atraer inversiones y canalizar financiación, por lo que se complementaban perfectamente para hacer realidad el concepto de BeAble.

En los comienzos, invertíamos capital de los socios de forma modesta, además de actuar como promotores de dichas empresas para enfocarlas al mercado y buscar modelos de negocio y nichos donde se maximice el valor añadido de sus tecnologías.

El problema que teníamos era que estos desarrollos llevan su tiempo, y no encontrábamos inversores que quisieran asumir el riesgo en fases iniciales porque no entendían la parte científica. Esto nos limitaba la llegada al mercado porque este tipo de tecnologías requieren inversión en esas fases iniciales.

Fue por eso por lo que decidimos que teníamos que convertirnos en un fondo de inversión con músculo financiero suficiente para poder acompañar en todos los sentidos a nuestras empresas participadas. Y fue a mediados del 2016 cuando lo conseguimos.

¿En qué consiste el proyecto?

BeAble se convirtió en BeAble Capital para gestionar el fondo de capital privado BeAble KETs Fund de 35M € con la misma filosofía de siempre, pero con una capacidad de inversión de hasta 3M € por empresa creada. Con ello queremos demostrar que en España es posible invertir en ciencia y que sea rentable.

Science Equity: capital ciencia

¿Qué es “Science Equity”?

Science Equity es una categoría nueva de inversión, como puede ser el capital riesgo (Venture Capital) o capital privado (Private Equity), pero que invierte sus fondos sólo en empresas o proyectos surgidos del ámbito científico con un enfoque claramente industrial, Deep Tech, y con propiedad industrial diferenciadora.

¿Cómo llegan a los inversores? ¿En qué se diferencian del inversor en productos financieros?

Actualmente los inversores apoyando el Science Equity son principalmente inversores públicos como pueden ser el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) o el Instituto de Crédito Oficial (ICO), y también el Fondo Europeo de Inversiones es otro de nuestros inversores. Los privados tienen que apostar por incluir en su portfolio inversiones en esta nueva clase de activos, pero todavía no están muy especializados porque la inversión en Ciencia en España es aún incipiente, aunque las oportunidades son muchas.

¿Qué rentabilidad y en qué plazo se puede esperar de estas inversiones?

Nosotros como Fondo Science Equity invertimos en fases tempranas y asumimos unos retos importantes, por lo que buscamos rentabilidades altas.

Respecto al tiempo, al entrar en fases tempranas entendemos que la puesta de la tecnología en el mercado lleva su tiempo, por lo que hacemos inversiones a medio y largo plazo. El Fondo tiene una vida de 10 años que se dividen en 5 años de inversión y 5 años de desinversión.

Además de rentabilidad económica, ¿buscan algo más con este proyecto?

Nosotros estamos convencidos de que la ciencia es la clave para resolver los retos actuales de la sociedad y es fundamental para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. El Science Equity puede crear mucho impacto en este sentido.

Además, crear empresas tecnológicas de este tipo hace que se cree empleo de valor añadido, se atraiga talento, y se generen colaboraciones con los centros de investigación, revirtiendo así la inversión en las instituciones donde se ha originado.

Selección de EBTs: tecnologías disruptivas que resuelven problemas

¿Qué sectores tecnológicos ven interesantes para invertir en los próximos años? ¿Por qué?

La clave de la inversión no son los sectores tecnológicos en concreto, sino invertir en tecnologías que resuelvan problemas no cubiertos y que aporten un valor añadido al mercado. Por ejemplo, como he comentado anteriormente, estamos muy alineados con inversiones que encajen con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU como pueden ser agua limpia, energía asequible, salud y bienestar, etc.

¿Cuál es su portfolio actual de empresas invertidas? ¿Qué esperan de estas empresas?

Nuestro porfolio de empresas es muy variado. Tenemos empresas en el campo de la nanotecnología, materiales avanzados, fotónica, etc. Y cada una en una fase de desarrollo.

Nosotros lo que buscamos es demostrar que hay tecnologías disruptivas que pueden competir a nivel internacional y que merece la pena invertir en valorizarlas y llevarlas al mercado. El éxito de estas empresas es la confirmación.

¿Pueden dar un ejemplo concreto de empresa interesante de vuestro portfolio?

El perfil de nuestras participadas es muy variado. Por ejemplo, BeAble Capital ha invertido en

  • ADParticles, especializada en la producción de activos multifuncionales y altamente tecnológicos en el campo de la cosmética, que produce una gama de filtros solares y pigmentos minerales de última generación que son únicos y están especialmente diseñados para reforzar y cuidar la salud de nuestra piel y el medio ambiente;
  • Microbial Biosystems, que produce un biopoliester que puede suponer el relevo a los plásticos derivados del petróleo;
  • Captoplastic, cuya tecnología permite cuantificar y separar los microplásticos de corrientes acuosas con altos niveles de retención,  o
  • Print 3D Solutions, que revoluciona la industria de impresión 3D gracias a sus nuevos filamentos para extrusión de cerámicas.

¿Cómo eligen los proyectos que forman parte de su portfolio?

Para seleccionar los proyectos en los que invertir llevamos a cabo due diligences muy exhaustivas, para valorar si los proyectos cumplen nuestros requisitos internos que son muy exigentes.

¿En qué consiste el “acompañamiento” que hacen a esos proyectos?

Nosotros somos un fondo multidisciplinar especializado en entender la ciencia y las investigaciones lo máximo posible para poder dar apoyo 360º a nuestras participadas en todos los aspectos críticos para este tipo de compañías. Entre ellos son importantes los aspectos legales, de escalado, de negocio, de propiedad industrial, etc.

La propiedad industrial en las EBTs

¿Qué papel consideran que tiene la protección de la propiedad industrial en el éxito de esos proyectos?

Para nosotros la propiedad industrial es fundamental en las compañías que creamos o en las que invertimos. De hecho, es un punto crítico en la due diligente.

Buscamos que los desarrollos científicos puedan ser o estén protegidos, ya sea bajo patente o bajo secreto industrial, de tal forma que permita a la compañía competir asegurando una exclusividad frente a terceros y, por lo tanto, un valor de compañía.

¿Cómo colabora ABG Intellectual Property con BeAble Capital?

Para nosotros es fundamental la propiedad industrial, por lo que todas las compañías que creamos tienen un intangible que gestionar.

Desde BeAble Capital hacemos un seguimiento muy estrecho a las compañías en IP, pero estas son totalmente independientes a la hora de elegir los agentes con los que quieren trabajar. Dicho esto, siempre es fundamental para nosotros que se asesoren de grandes profesiones y expertos en el campo.

En este sentido, varias de nuestras compañías trabajan con ABG IP y estamos muy satisfechos con la colaboración y el trabajo que se lleva a cabo.


Francisco Bernardo

Comentario del agente:

Cada vez es más frecuente que desde ABG IP nos impliquemos en proyectos de capital privado y fondos de inversión. Las necesidades son diferentes a las del cliente tradicional: en la fase de búsqueda de proyectos y empresas nos tenemos que implicar en el mapeo tecnológico, el proceso de due diligence y la evaluación realista de la situación de protección por propiedad industrial de un potencial candidato.

Después contribuimos en la asesoría legal y preparación de contratos. Una vez se invierte en las empresas (start ups) o se crean las mismas, nuestro papel es mejorar todo lo posible la posición de la PI, con estrategias que permitan ir protegiendo los desarrollos y generando una situación de protección sólida para el momento de la desinversión. Para ello, es importante entender la tecnología, las necesidades de negocio de este tipo de clientes y los tiempos que vienen marcados por las negociaciones y el desarrollo de los proyectos.

Para nosotros es una motivación contribuir al desarrollo de nuevas empresas de base tecnológica, y una gran satisfacción cuando vemos que algunas tienen éxito y consiguen crecer o son adquiridas por importantes grupos industriales.

Francisco Bernardo

ABG IP
ABG es una firma especializada en Propiedad Industrial e Intelectual líder en Europa. Los más de 60 profesionales que forman el equipo de ABG combinan experiencia, un excelente conocimiento técnico y un profundo conocimiento legal basado en la experiencia de estar en la vanguardia del sistema de protección de la Propiedad Industrial e Intelectual.
ABG IP on EmailABG IP on Linkedin

Comparte este post

Share on linkedin
Share on twitter

Suscríbete a nuestra newsletter

Próximos eventos

¡No hay eventos!

En nuestro blog

Services